domingo, 9 de octubre de 2011

A propósito del ranking de las mejores universidades del mundo

Campus Escuela Montes Universidad Politécnica Madrid



En los últimos meses se han publicado varios rankings sobre las mejores universidades del mundo. En Julio, aparecía el ranking de las mejores universidades del mundo, en webometrics.

Hace unos días, se publicaba The /world university rankings 2011-2012  (vía gurusblog)
No voy a entrar a valorar la metodología de ambas publicaciones,  aunque si me tengo que mojar, me convence más la metodología usada en el segundo estudio


En ambas,  la Universidad Española, queda mal parada, muy alejada de los primeros puestos. 
De las 50 primeras, el 90% son norteamericanas, entre las 100 primeras, no hay ninguna Universidad Española. En el primer estudio hay seis universidades españolas  entre las 200 primeras (Universidad de Sevilla, Universidad Complutense de Madrid, Universitat Politècnica de Catalunya, Universidad de Granada, Universitat de València, Universidad Politécnica de Madrid) en el segundo sólo una (Universidad Pompeu Fabra).

Si España está en el puesto 13 del ranking de potencias económicas mundiales por PIB, ¿Cómo es posible, que no tengamos ninguna Universidad entre las 100 primeras?

En una anterior post, sobre cosas que deberíamos cambiar en la universidad comentábamos que España es un gran hacedor de titulados universitarios pero un holgazán a la hora de crear innovación. Si la I+D+I es la base donde se asienta el futuro de la Universidad, la competitividad de un país y su avance científico y social ¿Cuál es el escenario para los próximos años en la Universidad Española?

En estudio reciente del  informe del Banco Mundial, se indica lo complejo y costoso que es la creación de universidades de élite.  (Es curioso, en España decir "Universidad de élite" es peyorativo, la "Universidad  de los ricos"; en el resto del mundo es sinónimo de "universidades de investigación de primer nivel"). La verdad es que el informe es de lo más obvio, pero no deja de aplicar el sentido común, con un párrafo clarividente:
"los años recientes de crisis económica mundial afectaron significativamente a las universidades de investigación, lo que probablemente sea un impulso para las universidades de Asia oriental. Los países de esa región soportaron la crisis económica mejor que sus pares occidentales y buscan acceder a los escalafones superiores de la élite de investigación mundial. Por ejemplo, India aumentó su inversión en educación superior un 31% desde 2010, y China siguió financiando sus programas de excelencia en apoyo de las principales universidades del país."


Entonces, si no hay presupuesto ¿Qué hacemos? Aplicar la innovación a la gestión:

Dedicar recursos existentes ociosos: docentes, laboratorios, etc a I+D+I
Esto es, dedicar parte de los  recursos de profesorado y laboratorios que ahora resultan ociosos (menos alumnos) a labores de investigación.