lunes, 25 de julio de 2011

5 Cosas que deberíamos cambiar en la Universidad Española





Después de 4 años como profesor asociado e invitado  en la Universidad Pública Española me animo a compartir unas reflexiones:




1 ¿Es la ratio número alumno/profesor importante?
No estoy de acuerdo con esa idea que promueve la Declaración de Bolonia de que esta ratio afecta a la calidad de la enseñanza. Provengo de una época en la que había 400 alumnos por clase en mi Universidad. Cuando el profesor era bueno, la clase completa disfrutaba y aprendía. Cuando no lo era, la asistencia era escasa, y aunque la ratio disminuía,  la calidad de la enseñanza seguía siendo igual de mala. 

Algo muy parecido ocurre con esa idea de que las clases deben durar 50 minutos. La primera vez que vi Apocalipsis now no pestañee y dura 153 minutos. Si has asistido a alguna conferencia de Mario Alonso Puig, por ejemplo, te darás cuenta que da igual que sean dos o tres horas, siempre parece un suspiro. 


2.  A menos alumnos menos facultades/escuelas
Pues va a ser que no: Hoy sobran facultades y escuelas universitarias que deberían fusionarse.
¿Cuánto tiempo pueden sobrevivir con la actual pirámide de población, escuelas universitarias de Ingeniería como Agrónomos, Agrícolas,  Forestales, Montes , Medioambiente.... de la UPM?  
Si fusionamos estas escuelas, aprovecharemos sinergias y economías de escala que permitirán asegurar su supervivencia.  

3. ¿Entonces, sobran profesores?
No sobran profesores, sobran docentes y faltan investigadores. España está en el puesto 23 del ranking de innovación, mundial detrás de Estonia. En el mismo estudio, España ocupa el puesto número 6 en el número de titulados universitarios. Blanco  y en botella. 
Debemos  reorientar el excedente de docentes a la escasez de  investigadores.

4. Los proyectos fin de carrera
Seguimos haciendo proyectos fin de carrera que acaban en el baúl de los recuerdos  en vez de en la mesa de inversionistas,
Dice  el emprendedor  @jesusencinar Nos iría mejor si los universitarios pensasen menos en proyectos "fin de carrera" y más en proyectos "inicio de empresa".

Qué clarividente! Qué cantidad de recursos perdidos por no orientar a nuestros estudiantes al desarrollo de proyectos consensuados con  empresas en vez de excitar el ego de profesores directores de proyectos.
Imagínate un entorno (¿Web?) donde las empresas solicitaran a los estudiantes una temática específica para el proyecto fin de carrera y que en función del resultado y del valor aportado por el alumno, ese proyecto fuera duplicable en la empresa. ¿Cuántas empresas estarían dispuestas a subvencionar el proyecto?

¿Cuáles son las competencias necesarias para que el titulado desempeñe con éxito su trabajo en la empresa?
La experiencia nos enseña que  el 80% de los problemas/retos que tenemos en la empresa cada día,  tienen relación con la gestión de personas (gestión de equipos, emociones, creatividad, negociación, comunicación, hablar en público...). Por qué entonces,  en los planes de estudios actuales estas competencias suponen, si llega, sólo un 1%?

6. La Universidad Española Pública es excesivamente barata
A pesar de la polémica que pueda suscitar, lo que no se paga no se valora y en España, la Universidad Pública, es muy barata: mientras que en un estudiante español paga por un curso aproximadamente 600€, en EEUU  no baja de 18.000€. 
Nada tiene que ver esta iniciativa con romper el estado del bienestar o impedir que los alumnos con menos renta accedan a la Universidad. Un aumento proporcional de becas al aumento de tasas de matriculación equilibraría esta cuestión.